Ecografía 20 semanas

La ecografía de la semana 20 de embarazo es una espera agridulce. La pareja aguarda este momento con gran ilusión porque es la que indica el sexo del bebé, pero al mismo tiempo con cierta angustia pues se trata de un estudio exhaustivo del feto que descarta anomalías o posibles complicaciones.  La ecografía de las 20 semanas tiene lugar en el ecuador del período de gestación y es obligatoria en España.
¿Quieres saber un poco más sobre esta prueba? 🙂

Como comentamos un poco más arriba es la ecografía más importante de todo el embarazo. La prueba en sí es de lo más rutinaria, aunque puede prolongarse algo más que las ecografías habituales (aproximadamente dura una media hora). El ginecólogo visualizará el estado de todos los órganos del feto, que ya está formado: los latidos del corazón, el crecimiento y desarrollo de las extremidades y de la cabeza; y certificará que no exista ninguna malformación o anomalía en el crecimiento del peque. Cuando se detecta algún problema o irregularidad se realizan pruebas más específicas como la amniocentesis.

Una vez que se compruebe que todo marcha perfectamente, el médico suele preguntar a los padres si desean saber si es niño o niña. En algunos casos, el feto aparece girado de forma que resulta dificil verlo. Si esto ocurre, se puede repetir el examen un poco más tarde.

Más información
¿Qué detecta la ecografía?

Deja tu comentario!